Blog

¿Por qué bajamos tallas pero no peso?

Perder peso suele ser uno de los objetivos principales de todas las personas cuando nos aplicamos a entrenar o a hacer dieta. Sin embargo, son repetidas las ocasiones en las que nos enfrentamos con una difícil frustración al pesarnos día con día y no ver ningún cambio, pero ¿has checado tus tallas y medidas? ¡No todo son malas noticias! Puedes estar disminuyendo tus medidas aunque no veas cambios en tu peso y esto sin lugar a dudas significa un cambio importante en tu cuerpo.

 
 
 

Seguro has escuchado que para poder bajar de peso lo más importante es la alimentación y de hecho sí lo es. Pero no todo gira en torno a tu peso y ver una notoria pérdida de peso no necesariamente significa que tu cuerpo esté sano. Lo que debemos entender es que hay dos protagonistas a la hora de llevar una dieta: el músculo y la grasa.

En una dieta para adelgazar, lo más importante es perder grasa, pero al mismo tiempo debemos de cuidar no perder músculo, ya que esto lejos de permitirte llegar a tu objetivo puede incrementar la flacidez en tu cuerpo. Por este motivo es tan necesario combinar tu dieta con ejercicio, pues mantener la actividad física no solo te ayudará a la quema de grasa, sino también a tonificar tus músculos.
 

La importancia de ganar tono muscular y a la par perder grasa se resume en que es la combinación ideal para tener un cuerpo sano. Sin embargo no debemos olvidar que cada cuerpo y metabolismo es distinto, por lo que no deberás juzgar a primera vista la evolución de tu cuerpo solo por el número que ves en la báscula al pesarte.

 

Entonces, contestando a la pregunta inicial… ¿Por qué pierdo tallas, pero no peso? Es porque al perder grasa y ganar músculo, tu peso se puede mantener, pero tu volumen corporal se modifica; debido a que el músculo ahora pesa más que la grasa, pero ocupa menos espacio que ésta. Por lo tanto, cuando logramos ese balance de decir adiós a la grasa y darle la bienvenida al músculo, nuestro cuerpo puede no ver un cambio en peso pero sí en talla y logra verse mucho más estético y estilizado, es decir, adelgaza. ¡Muy fácilmente podrás notarlo en tu ropa!

Principal tip: no que no dejes que tu vida gire en torno a la báscula. Frecuentemente nos obsesionamos con el peso y sin desearlo bloqueamos nuestro cuerpo a que naturalmente y acompañado de una buena alimentación vaya haciendo cambios por sí solo.

¡Todo consiste en llevar un balance saludable de alimentación y ejercicio!

 

Fuente:

https://www.blog.fitpass.mx/post/por-qu%C3%A9-bajamos-tallas-pero-no-peso#:~:text=%C2%BFPor%20qu%C3%A9%20pierdo%20tallas%2C%20pero,ocupa%20menos%20espacio%20que%20%C3%A9sta.

 

0